El primer webinar de LeisurUp examinó cómo la pandemia mundial de coronavirus reconfigurará la industria del ocio y creará un destino lifestyle diferente, según nuestros colaboradores.

La primera edición de la serie de webinars: “Experiencias para el mañana”, pronostica la recuperación de la industria del ocio post-coronavirus. La primera charla virtual dio la bienvenida a Jonathan Doughty, director de servicios de restauración, ocio y creación de espacios en ECE Projektmanagement, Andreas Waschk, presidente de AWC/Explorado Group y Francesco Pupillo, director de #LeisurUp.

En este artículo analizaremos las tres claves que nos dan nuestros expertos para reabrir el sector del ocio.

1. La nueva normalidad

La demanda de experiencias y puntos de encuentro social seguirá existiendo, pero la industria del ocio posterior al Covid-19 aprenderá a equipararla con una creciente demanda de medidas de seguridad y salud para el consumidor, lo que dará lugar a algunas nuevas normas para desarrollar entornos, a largo plazo, más seguros frente a la pandemia de coronavirus.

Jonathan Doughty, director de servicios de restaruación, ocio y creación de espacios en ECE Projektmanagement, dijo que [en el momento del webinar, ya que Alemania acababa de empezar a reabrir] se habían logrado “niveles de ocupación bastante razonables” en todos sus centros comerciales.

Añade: “Es muy dinámico, hemos aprendido de la vida en casa que hay una demanda de experiencias fuera de ella, pero tenemos que mantenerlas seguras y controladas”.

Andreas Waschk, presidente de AWC/Explorado Group, añadió que el grupo había establecido una “junta de crisis” inmediatamente después del cierre de las sedes, con el equipo de gestión trabajando en casa, primero para manejar el cierre y luego para examinar el camino hacia la reapertura.

2. Cultura y entretenimiento

La cultura y el entretenimiento educativo estarán entre las soluciones más impactantes para desarrollar y generar nuevas experiencias y lugares para remodelar el futuro de la industria del ocio post-coronavirus, debido a la creciente importancia que los padres dan a las actividades educativas para sus hijos.

Doughty dijo que una respuesta para el futuro de la industria del ocio en el período posterior al cierre será un cambio en el uso del espacio y dijo que los destinos lifestyle necesitan pensar “¿puedo hacer algo más?

Waschk añadió que, ahora los operadores de atracciones de ocio, tendrán que responder a la pregunta clave del visitante: “¿Me siento seguro en este entorno controlado?”

Doughty señaló que ECE Projektmanagement, el Consejo Alemán de Centros Comerciales, el Consejo Suizo de Centros Comerciales y las autoridades de Dubai encabezan la lista de organismos que han intentado comprender como el coronavirus ha afectado al mercado del ocio y el retail. Sin embargo, observó que no existe un organismo unificador que reúna a los retailers, el sector del ocio, los hoteles y los aeropuertos, además de otros negocios similares, para crear normas comunes.

3. Hacia un nuevo modelo comercial

Desde los pop-ups hasta las soluciones a largo plazo, los actores de la industria del ocio y los propietarios tendrán que encontrar la forma de remodelar algunos fundamentos de la industria, desarrollando formas más flexibles de colaboración y de adaptación a la nueva era.

Sin embargo, Doughty reflexionó que sin duda habrá bajas mientras los inversores y las empresas inmobiliarias intentan redefinir sus ubicaciones y la industria complementaria del ocio. “Este período acabará con muchas empresas”, dijo sobre el impacto del coronavirus en los destinos lifestyle.

“Pero al mismo tiempo hay mucho dinero ahí fuera buscando mejores rendimientos en una época de tasas de interés muy bajas. El período que hemos pasado y pasaremos es relativamente corto en la vida de una propiedad retail”.

Conclusión

Para los operadores de retail y de ocio, la principal nueva etapa de la pandemia y su impacto en la industria es replantearse lo que están haciendo, cómo lo están haciendo y si, como dijo Waschk, hay una “visión clara” de que el lugar ha determinado “qué y para quién estamos haciendo esto”. Dijo que el papel es “gestionar los requisitos, pero mantener la experiencia de una manera viable”.

Y si bien Doughty prevé que no todas las empresas inmobiliarias y los destinos lifestyle sobrevivirán a la crisis, sí que seguía teniendo la esperanza de que, como representa una duración relativamente corta en el futuro a largo plazo de estos, la mayoría de los operadores encontrarían una forma de avanzar.

Artículo originalmente publicado en Beyond Retail Industry