Too Good To Go tiene el objetivo de reducir el desperdicio de comida conectando los restaurantes y cafeterías con excedente con los consumidores deseosos de ayudar. Mette Lykke explicó cómo y por qué lo hacen en este webinar de The Happetite sobre medidas contra el desaprovechamiento de alimentos.

Mette Lykke (Too Good To Go) fue entrevistada por Mario C. Bauer (AmRest/ Curtice Brothers/ WhiteSpace Partners Ltd.). / Dr. Oetker Hospitality GmbH) para nuestra segunda charla virtual de The Happetite ‘Food for thought’ sobre el tema de las soluciones para los residuos de alimentos.

Discutieron la nueva clase de negocio que surgirá de la crisis actual y por qué el pensar como una empresa de impacto social le dará el propósito necesario para sobrevivir en nuestra nueva norma. ¿Cómo afectará la crisis a la cadena de suministro y a los residuos de alimentos a nivel mundial? ¿Cómo puede este conocimiento armar a los supermercados y restaurantes con soluciones innovadoras para los residuos de alimentos?

Compartieron su visión sobre las “Soluciones contra el  desperdicio de alimentos para el nuevo mundo de la hostelería”.

Los principales comentarios de nuestros expertos fueron:

1- Los residuos alimenticios son un gran problema hoy en día.

Mette Lykke dijo que Too Good To Go es más que una aplicación. Su propósito es ser un movimiento que cambie la mentalidad de los actores de la industria inspirando nuevos hábitos y proporcionando las herramientas para hacer esta transformación con los beneficios de la reducción de los desechos de alimentos.

La aplicación es gratuita y permite a los restaurantes y tiendas publicar los restos de comida que tienen disponibles al final de su día de servicio, junto con una franja horaria para su recogida. Los miembros del público pueden entonces comprar comidas o comestibles con descuento a través de la aplicación, proporcionando una solución de residuos de alimentos para los restaurantes. Los alimentos sobrantes se ahorran al ser tirados a la basura, los restaurantes obtienen un pequeño ingreso adicional – y reducen sus costos de eliminación – y la empresa gana dinero al recibir una comisión por las comidas vendidas.

2- ¿Qué es necesario para eliminar el desperdicio de los consumidores?

El escenario ideal es eliminar por completo el desperdicio de alimentos, pero en los negocios minoristas no se puede predecir cuánto se va a vender diariamente, por lo que las empresas necesitan formas creativas de reducir el desperdicio de alimentos. Esto significa optimizar las compras y las operaciones, pero lo que también es realmente importante es motivar a las personas y a los equipos sobre los beneficios de la reducción del desperdicio de alimentos.

Lykke dijo: “Soñamos con un planeta sin tirar basura. Nuestra misión es inspirar a todo el mundo a luchar contra el desperdicio de comida para llevar. Esto tiene que ser un movimiento. Tantas partes de esa cadena de valor y tantas partes interesadas en las que las cosas pueden ir y van mal. No es suficiente saber que es un problema”.

Para abordar la forma de reducir el desperdicio de alimentos, el modo de operación típico es que un restaurante participante, al cerrar por el día, suba las comidas o productos alimenticios que queden disponibles y que se pongan a disposición para su recogida. Típicamente, las cantidades son bastante pequeñas, con Lykke estimando un valor medio de 35 a 40 euros, por ejemplo. Los consumidores utilizan la aplicación para comprobar lo que está disponible localmente, lo piden y lo recogen y Too Good To Go se lleva una pequeña parte de la transacción.

“La comida es típicamente lo que se tiraría al final de ese día, por lo que estaba fresca cinco minutos antes”, dijo acerca de garantizar la seguridad alimentaria de lo que se iba a convertir en basura. “Debido a que los restaurantes suelen ser bastante eficientes en la regulación de los excedentes de alimentos, una de las primeras cosas que tienden a decir es ‘no tenemos ningún desperdicio’ y también expresan su preocupación por la canibalización de las ventas. Pero una vez que lo han probado, rara vez oímos que vuelvan a plantear esos puntos, porque las cantidades pueden ser pequeñas pero se suman a ojos del operador y, por supuesto, en términos de comidas ahorradas, cuando se combinan los excesos de todos los restaurantes, entonces se suman enormemente”.

3- Too Good To Go recientemente ha hecho un gran esfuerzo con los productores de alimentos para aclarar el etiquetado de la fecha de caducidad.

El etiquetado confuso de la fecha es responsable del 10% del total de los residuos de alimentos y por lo tanto la industria necesita soluciones innovadoras para los desechos de alimentos.

Too Good To Go está actualmente en funcionamiento en 13 países de Europa, con casi 40.000 restaurantes y cafeterías, además de 22 millones de usuarios registrados en la plataforma. Ahorra alrededor de 100.000 comidas al día y ha extendido su actividad para presionar a las principales empresas sobre el etiquetado de la fecha para que ésta sea más clara, prefiriendo los envases de “mejor antes” y “a menudo bueno después”, centrándose en los productos en los que la seguridad alimentaria es muy alta.

4- No esperamos que COVID 19 tenga un impacto en la mentalidad de los futuros consumidores hacia los alimentos cocinados.

El Covid-19 no tiene ningún impacto en los alimentos y sigue siendo una forma eficaz de reducir el desperdicio de alimentos en los restaurantes.

Lykke dijo: “Personalmente soy bastante optimista porque podemos empezar a ver la apertura de nuestros mercados. En el punto más bajo, bajamos un 65% en el volumen de negocios, pero ahora vemos que empieza a aumentar. Hemos hecho algunos pequeños cambios para ayudar a dar confianza con respecto a la higiene y Covid, pero creo que la gente entiende bien la situación.”

Artículo originalmente publicado en Beyond Retail Industries